Pensamientos de la semana (1): edición extendida

Esta semana descubrí que el café es la segunda materia prima que más comercio genera, tras el petróleo.

El café en sus distintas etapas. It’s a coffee-dominated universe ~

Imaginaos un mundo en el que los bullies que se dedican a la extracción y explotación del petróleo hubieran elegido otra forma de energía como su obsesión económica. Imaginad que esos bullies defendieran la energía geotérmica, solar y demás fuentes renovables. Otro gallo nos cantaría. Exactamente, el mundo sería otro por completo, ya que lo que sugiero es cambiar la base financiera actual por otra que conlleva un estilo de vida diferente. Por eso lo de imaginar: porque yo tampoco sé como sería.

Supongo que sería más cómodo ir en bici que en esta ciudad, en la que tal actividad es un deporte de riesgo. Es incómodo y, a ratos, exasperante. Los ciclistas lo entendéis; los muggles deberíais tener en cuenta un pequeño detalle: nosotros vamos en equilibro sobre dos ruedas que propulsamos con las piernas, por lo que pararnos es más peligroso que para un peatón normal, ya que la altura hace que la caída sea más dura. Por tanto, si yo soy una tapona y tengo que dar un frenazo porque no váis mirando, por lo menos no gritéis como si os hubieran matado, si tan sólo ha habido un leve roce, o a veces ni eso. El susto que me llevo yo es más grande, os lo aseguro. Así que de nuevo os invito a que imaginéis un mundo en el que miréis por donde váis y no os lancéis a cruzar sin mirar, ya sea carril bici o carretera. Mejor y más tranquilos todos, ¿verdad?

Y así fue como llegué a pensar en la altura de las bicis, en bicis altas para gente alta. Tan altas que para mí sería como subirme a un caballo.

Me refería a la altura del sillín.

Aunque, en cualquier caso, creo que al montarlas sería así de grácil y delicada:

Por último mencionar que han sido unos días bastantes intensos por los mundos de internet: si no es una subida de impuestos o un nuevo anuncio de recortes sociales, tenemos  la F1, JJ.OO., Champions, Copa de Europa,  y si no siempre hay alguien que se queje, a secas. O gente que retransmita en directo partidos, carreras, episodios o programas que ve. En solitario o en grupo. Luego, estos comentaristas, sin maldad o con ella, reprocharán a los otros que si internet es territorio libre y pueden decir lo que les de la gana y si no puerta. Entonces entra el quejoso inicial a reclamar su derecho a no tener que aguantar spoilers, spam, o que unfollow. “¡Ah! Pues muy bien”, dicen unos. “Y así sucesivamente”, dicen otros.

También ha estado especialmente caldeado el ambiente por el asunto de los niños desaparecidos. Personalmente me ha sorprendido la predisposición al linchamiento, la abundancia de “expertos” en todas las áreas del conocimiento – esa manía que tienen los españoles de hablar sin saber – y, especialmente, que se haya pedido que se ejecute al presunto asesino y se le sentencie a cadena perpetua. En ese orden.

Pena de muerte: ¿en serio? Antes estábamos orgullosos de ser uno de las 52 naciones en las que fue abolida.

Por esto, esta semana he pensado que el mundo debería estar dirigido por los elfos o por Gandalf, por ser respetuosos con el entorno. Absténganse feanorianos, por lo de ser pirómanos, que por aquí nos sobra con los especuladores y las leyes de liberalización del suelo.

Choque de aves.

Anuncios

2 pensamientos en “Pensamientos de la semana (1): edición extendida

Deposite sus ideas aquí (eshame una mano primah)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s