Bailar y Dflow.

Damien Rice – The Blower’s Daughter

Quiero bailar.

Tenía 19 cuando apareció Fama. Creo que fue viendo a Vicky Gómez, Marisa Pareja y a Sergi Orduña que sentí el instinto golpear tan fuerte. Sentía que quería hacer lo que ellos: memorizar coreografías, tener que presentarlas y aprender de ello. Luego llegó So You Think You Can Dance y me di cuenta que, además, quería emocionar e inspirar a la gente como Travis Wall, Katee Shean, Jeanine Mason, Lauren Froderman – y otros tantos nombres – me inspiraron a mí. Sentía que quería bailar todos esos estilos que se presentaban en el programa. Quería bailar. No sabía donde. Tenía el aikido, me gustaba, se me daba bien. No era suficiente. Me fui al sur de Alemania. Allí seguí un curso gratuito de hip hop que me supo a poco: las coreos eran demasiado fáciles y no requerían de técnica alguna – sí de memoria, pero al compararlo con las clases de Dani Garrido, es como no recibir nada. Ahora sé que aprendí algo de foundation entonces. No lo cuento como parte de mi experiencia, porque hasta los niveles más básicos de Dflow suponían desafíos mayores que aquel.

Me fui a Berlín. No tenía presupuesto ni tiempo para buscar clases. En ocasiones me encerraba en mi cuarto, intentaba practicar, me daba igual que pareciera que tenía un ataque de epilepsia. Me daba igual saber que no era buena. Me encerraba bajo llave, veía vídeos y leía y recordaba todas esas ocasiones en las que casi me lanzaba, en las que nunca me atreví. Recordé que tenía diez años cuando casi empecé en gimnasia rítmica. No se cubrieron las plazas. Mis padres optaron por apuntarme a karate.

No me atrevía, sin embargo buscaba escuelas. Fantaseaba. Me quedó claro que Dflow era la más activa de Málaga. Todo formaba parte ya del mundo de mis ensoñaciones.

A los 24 volví a España, a Málaga, y entonces fui a por todas. Tenía que ser así. Necesitaba que fuera así, por lo que a la semana de mi vuelta, fui a informarme a la escuela. Pasó otra semana, fui a probar una clase y el resto es historia: desde entonces he asistido a varios intensivos, tanto en Dflow como en Stylo Urbano Center en Algeciras, a otras tantas clases magistrales (master-class); desde hace unos meses formo parte de un grupo de competición – Dclap -, que era mi sueño desde el primer mes, y mis profesores son las personas que admiro desde el principio.

Primer campeonato de Dclap (Rincón de la Victoria, Málaga)

La semana que viene os presentaré a alguno de ellos. 🙂

  1. Dflow Escuela de Danza y Teatro: C/ La Bohème nº 4, Polígono Industrial Alameda, 29006, Málaga.
  2. Escuela Stylo Urbano Center: C/ Comandante Gómez Ortega nº 9, Algeciras.
Anuncios

2 pensamientos en “Bailar y Dflow.

  1. Pingback: Mi ordenador es lento | Hablando en Paúlico

  2. Pingback: Bunheads | Hablando en Páulico

Deposite sus ideas aquí (eshame una mano primah)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s