Servicios mínimos. Zombificar.

~s mínimos.

1. m. pl. Der. En caso de huelga, actividades impuestas por la Administración para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad.

zombi.

(Voz, de or. africano occid.).

1. m. Persona que se supone muerta y que ha sido reanimada por arte de brujería, con el fin de dominar su voluntad.

2. adj. Atontado, que se comporta como un autómata.

– Diccionario de la  Real Academia Española de la Lengua.

Siempre supe que la medianoche no es mi mejor momento. Intuía que algo dejaba de marchar en cuanto se acercaba la hora de las brujas. Pero no prestaba atención. No reflexionaba sobre lo que pasaba. Una noche, charlando por el ya difunto MSN, le dije a alguien que no me tomara en serio nada de lo que dijera, ni que se molestara en explicarme nada que requiriera más poder de concentración que el de una piedra: “ya son casi las doce, estoy apunto de conventirme en zombie”.

Yo, acercándome a dos personas normales.

Con el repicar de las campanas llega la zombificación. Dejo de sentirme yo misma. O al menos pierdo la consciencia y el control de quien creo que soy durante el día. Yo, ser literal, de hemisferio izquierdo, con problemas para comprender bromas basadas en las convenciones sociales. Yo, ser que no comprende la razón de ser de algunas convenciones sociales. Dejo de comprender lo que significa comprender. Aumenta la frecuencia con la que pregunto “¿eso era broma?”, “¿ha sido sarcasmo?”. La mayoría de las veces opto por ser sincera y confesar que no entiendo lo que me dicen. Pierdo tal capacidad cognitiva, que en realidad me convierto en una versión potenciada de mí misma – de pseudo humano a autómata, por horas.

Entonces digo que he entrado en servicios mínimos: sólo entiendo instrucciones claras, precisas y sin florituras estilísticas. No me pidas que haga un análisis crítico de El teatro del mundo; o etimológico, de las lenguas de la Tierra Media.

“COOOMIIIIIIIIIIIDAAAAAAAAAA”.

Otras personas usarían las expresiones: cuajada, espesita, inútil, ponerse tonta. Se me acaba de ocurrir “espabilada como un mejillón”.

Debe ser bello tener una amiga como yo.

¿Tenéis alguna expresión propia para definir esa sensación de inutilidad – por la hora, cansancio, problemas personales?

Anuncios

2 pensamientos en “Servicios mínimos. Zombificar.

  1. Pingback: ¿Por qué no vienes, Sueño? | Hablando en Paúlico

  2. Pingback: La amante de los virus | Hablando en Paúlico

Deposite sus ideas aquí (eshame una mano primah)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s