Esto no es un diario: motivación y escribir

Estoy disfrutando como una enana mi aprendizaje en la escritura. Ya sea leyendo manuales, publicando posts o traduciendo; noto como voy progresando gracias al trabajo que todo ello conlleva. La manera en la que me retuercen el cerebro, hasta el esguince, deriva en más recursos, útiles en caso de entuerto: una frase difícil de encajar, o que no me guste, un párrafo que se resiste cuando intento chutarle lógica, o que no me guste, o un post que no sepa como orientar. Me fascina tener ese tipo de herramientas.

Pero más importante es como no pierdo la motivación siendo consciente de que escribir – sea el formato que sea – es muy duro. Cada día lo tengo más claro: son muchas horas de trabajo que hay que compaginar con más trabajo (uno en el que paguen), o a lo que sea que se dedique uno en ese momento. Como siempre, la vida social es la más castigada cuando se empeña uno en avanzar en algo. Pero qué remedio. El sacrificio es temporal, pero necesario.

Anuncios

Deposite sus ideas aquí (eshame una mano primah)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s