El retorno de los resúmenes semanales

[El reto de mis resúmenes semanales consiste en encontrar la relación oculta entre varias ideas aleatorias, para así hilar un texto coherente.]

Como se dice en inglés long time no see (¡cuánto tiempo sin verte, Mariflor!) En lugar de gastar líneas en explicaciones, prefiero invertir un primer pensamiento en dejarme una nota mental.

Querida Paula,

Nunca dejes de escribir, dibujar o bailar de una cierta manera, sólo porque alguien dé su opinión al respecto y con ello te hagan sentir incómoda. Probablemente esa persona carezca de habilidades sociales, demostrándolo en su falta de educación al expresarse.

Mantén siempre la mente abierta a críticas constructivas, pero no aceptes como válidos comentarios negativos que no aportan nada con lo que trabajar. Además, desde hace más de una década te enorgullece ser rara, diferente, especial. Si te lo llaman, tampoco aportan nada nuevo. En esos casos, saluda de mis partes a Capitán Obvio, por su capacidad de observación.

Fdo,

La cara oculta del sarcasmo

Bitch, please.

Bitch, please.

Lo tendré en cuenta, yo del ¿pasado? Claro que ahora es sólo un consejo. ¿Qué puedo hacer para ponerlo en práctica, para creerme de verdad eso que dices? Puedo empezar por ejercer mi derecho a las rarezas, confesando mi afición a los realities, por ejemplo. Puedo compartir con vosotros que me he enganchado a varios programas, siempre en torno a los mismos bloques temáticos, con los que al menos aprendo algo sobre estilismo, danza y cocina. Gran Hermano, sin embargo, demuestra con cada edición que el cerebro es un bien prescindible para la supervivencia humana. Esa es mi opinión. Ahora intentaré no esconderme detrás de una trinchera.

ES UN MILAGRO.

ES UN MILAGRO.

Fenómenos igualmente extraordinarios se exponen en los episodios de Urgencias bizarras y Cuerpos embarazosos. En este caso el milagro consiste en retener el contenido de mi estómago, pese a lo que me descompongo gracias a las reconstrucciones, las secuencias en quirófano y las fotos originales. Aún así, son peores los escalofríos que me produce pensar en el trato que recibirían estos pacientes en España, especialmente tras los tijeretazos presupuestarios. Hay talento, pero nos roban los medios. Ya es cuestión de suerte cruzarse con un médico entregado a su trabajo. En este mar de dudas me imagino las siguientes situaciones:

Paciente #1: Mire doctor, que sufro de unas verrugas que, graves no son, pero me joden la calidad de vida. Me empieza a molestar el pie a causa de los movimientos compensatorios.

Ministerio de Sanidad: El dinero de las cañas de este fin de semana te lo gastas en la farmacia. ¿Plantearse que pudiera tratarse de otra cosa? ¿Para qué? Lo de tus pruebas me lo gasto en un crucero, sanguijuela comunista.

Paciente #2: Doctor, que me he lesionado la zona lumbar en el trabajo y estoy que no aguanto más de tres segundos de pie. ¿No me manda tratamiento?

Ministerio de Sanidad: ¿Para qué, proletaria ilusa? Eso es tu problema, que tienes el umbral del dolor demasiado bajo y, admítelo, quieres librarte de trabajar.

Paciente #2: Hombre, un poco sí, pero si no trabajo no me pagan.

Que les den y esas cosas.

Que les den y esas cosas.

¡Nos vemos pronto en otro post! Esta semana toca el episodio previo a irme de Erasmus y la letra D. 🙂

Anuncios

3 pensamientos en “El retorno de los resúmenes semanales

  1. Pingback: Veo idiomas en mi futuro. Resumen semanal (12) | Hablando en Páulico

Deposite sus ideas aquí (eshame una mano primah)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s